Actualización

El UNFPA renovó su compromiso de trabajo con las mujeres indígenas en la Agenda Post-2015

2 Marzo 2015

LIMA, Perú - Más de 60 representantes de las mujeres indígenas de 20 países de América se reunieron del 2 al 4 de marzo de 2015 para realizar un balance sobre los principales avances en relación con la situación del ejercicio de los derechos de las mujeres indígenas en el marco del cumplimiento del vigésimo aniversario de la Plataforma de Beijing (Beijing+20) y el proceso de construcción de la nueva agenda de desarrollo global, denominada Agenda Post-2015.

Durante el evento, las mujeres indígenas demandaron mayor protección contra la violencia que es ejercida de múltiples formas contra ellas, como son los feminicidios, la trata de personas y desplazamientos forzados.

La Agenda de Desarrollo Post-2015 -como nuevo paradigma orientador de los planes, políticas y acciones globales para alcanzar el desarrollo sostenible- se propone atender las principales desigualdades que y problemas estructurales de la discriminación. En ese marco, Elena Zuñiga, Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en el Perú, señaló que la atención a las poblaciones indígenas, especialmente las mujeres, niñas y adolescentes; debe ser prioritaria.

“Existe aún una brecha entre la protección que ofrecen los tratados internacionales a las poblaciones indígenas y las situaciones que viven cada día. Por ello, debemos dar mayor visibilidad a la agenda de los derechos de estas poblaciones y contribuir a su empoderamiento para el pleno ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos, y a una vida libre de violencia”, mencionó. Recalcó además que la Agenda Post-2015 es un marco universal y basado en los derechos humanos que requiere un trabajo multisectorial y coordinado para hacer más eficientes y lograr mejores resultados con el objetivo de que nadie se quede atrás en su desarrollo ni en el ejercicio de sus derechos reproductivos.

El encuentro fue organizado por el Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas (ECMIA) y la asociación CHIRAPAQ, Centro de Culturas Indígenas del Perú, con el apoyo de la Fundación Ford.

En el marco de la próxima revisión del Plan de Acción de Beijing que se realizará en Nueva York, las lideresas indígenas solicitarán a los Estados recabar información estadística que permita caracterizar y contextualizar la situación del ejercicio de sus derechos, así como participar en diagnósticos definidos por ellas mismas, que permitan abordar la violencia de forma más efectiva