Noticias

Representantes de pueblos indígenas fortalecen sus capacidades en el uso de datos socio-demográficos para su desarrollo

8 Junio 2015

LIMA, Perú - La Organización Nacional de Mujeres Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP) y el CELADE – División de Población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con el apoyo de la Fundación Ford y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organizan el taller “Pueblos Indígenas en el Perú: Acceso, producción y uso de información sociodemográfica para el desarrollo de los pueblos indígenas” del 8 al 12 de junio, en Lima.

El objetivo de este encuentro es fortalecer las capacidades y conocimientos de los y las participantes en la producción, análisis y uso de información demográfica para promover el diseño e implementación de políticas de desarrollo y de planificación territorial de los pueblos indígenas. El taller se dirige tanto a usuarios de información como a productores y cuenta con la participación de alrededor de 40 líderes, representantes de diversas organizaciones indígenas de diferentes regiones del Perú.

Así, lo reconoció Fabiana del Popolo, Oficial de Asuntos de Población de la CELADE – CEPAL, quien destacó que pese a los avances alcanzados “aún existen brechas para la implementación de los derechos de los pueblos indígenas”.Para lo cual, contar con información desagregada y aprovecharla resulta clave. En este sentido, resaltó el valor del Censo como herramienta fundamental para esta tarea “porque llega a todos los hogares y rincones del país, provee la información más básica para la planificación y nos da las principales características sobre los pueblos indígenas”.

De la mano con la disponibilidad y acceso de información estadística confiable y de calidad que caracterice a los pueblos indígenas es necesario fortalecer las capacidades para poder utilizar esta información efectivamente para la generación de políticas públicas, afirmó Elena Zúñiga, Representante del UNFPA en el Perú en su presentación.

“Es importante entonces que los pueblos indígenas mejoren la comprensión de su demografía para que puedan planificar su desarrollo. Por ello, fortalecer los espacios de diálogo entre las instituciones productoras de esta información y los usuarios de datos estadísticos es central. Hoy, tenemos data valiosa, pero el reto está en usar la información, en que las decisiones políticas se basen en esta.Es necesario identificar las brechas y los problemas específicos que enfrentan los pueblos indígenas. El valor y el poder de la información está en su potencial para transformar esta realidad”, concluyó.

El Perú es un país con una gran diversidad cultural. De acuerdo con información del último censo de población (INEI, 2007), existen 1,786 comunidades indígenas, ubicadas en 11 departamentos, que comprenden una población de 332,975 personas. Sólo en la Amazonía peruana existen 13 familias lingüísticas que agrupan a más de 60 etnias. Si bien hoy se conoce mejor sus características, aún es un gran desafío identificar y atender a sus demandas y necesidades específicas.

El UNFPA apoya a la generación y uso de datos sociodemográficos de calidad para que las decisiones políticas se basen en evidencia y puedan conducir a un mayor bienestar de la población, especialmente de aquella población más vulnerable. Por ello, como parte de la preparación del censo 2017, trabajamos junto al INEI, sectores del Estado, la academia y organizaciones de pueblos indígenas y afroperuanos, para visibilizar su situación con el objetivo de abogar por sus derechos humanos.