Noticias

Promoviendo políticas para garantizar los derechos humanos de poblaciones clave y de la juventud frente al VIH y Sida

13 Febrero 2019

En Perú, se registraron 4 882 casos de infección por VIH y 1 002 de Sida, de acuerdo con estadísticas del Ministerio de Salud (Minsa) a octubre de 2018. En más de la mitad de los casos se trata de jóvenes entre los 20 y los 39 años. Por cada mujer con VIH, hay cuatro hombres que lo tienen; y por cada mujer que vive con Sida, hay cinco hombres en la misma condición. Ellos enfrentan diversas barreras para la realización de sus derechos.

En vista de ello, UNFPA, ONUSIDA y la Red de Jóvenes Positivos de América Latina y el Caribe unieron esfuerzos para fortalecer las capacidades de incidencia política de líderes y activistas de la sociedad civil para promover el ejercicio de los derechos humanos y una mejor calidad de vida para la juventud y las poblaciones clave en el contexto de la epidemia del VIH y del Sida.

La realización de los derechos humanos y la trayectoria hacia un desarrollo sostenible y equitativo están necesariamente interrelacionados. Ninguno puede garantizarse en ausencia del otro. “Ha habido avances importantes para garantizar los derechos de las poblaciones vulnerables clave en el contexto de la epidemia en los que el liderazgo de la sociedad civil ha sido clave, como la inclusión de las poblaciones LGBTI en el Plan Nacional de Derechos Humanos y en el Plan Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual. Sin embargo, persisten grandes brechas de desigualdad. Por ello, es necesario acelerar la implementación del compromiso de no dejar a nadie atrás”, resaltó María Eugenia Mujica, representante auxiliar del UNFPA Perú.

El VIH y el Sida continúan ubicándose dentro de los problemas de salud pública más graves alrededor del mundo. No obstante, gracias a los avances en la medicina, las personas seropositivas pueden vivir más tiempo y en mejor estado de salud. El tratamiento con antirretrovirales evita, además, la transmisión del VIH.

Así lo explicó Alberto Stella, director de ONUSIDA para Perú, Ecuador y Bolivia. “Necesitamos que el 90% de la población que tiene VIH conozca su diagnóstico, que 90% de quienes conocen su diagnóstico tenga acceso a terapia y que por consecuencia 90% tenga carga indetectable; entonces habremos casi dominado la epidemia”, continuó.

UNFPA, co-auspiciador de ONUSIDA viene desplegando acciones para fortalecer la respuesta nacional a la epidemia del VIH y del Sida en el marco de la implementación de los fondos Envelope cuyo objetivo es acelerar los esfuerzos a nivel global para hacer realidad los derechos humanos de las poblaciones más afectadas, no sólo el acceso a la salud sino a la educación, a la identidad, a un empleo digno y a protección, eliminando el estigma y la discriminación asociados a la epidemia.  

El UNFPA es el organismo de las Naciones Unidas encargado de la salud sexual y reproductiva, cuya misión es contribuir a un mundo en el que cada embarazo sea deseado, cada parto sea seguro y se aproveche el potencial de todas las personas jóvenes. El IX Programa de Cooperación del UNFPA y el Estado peruano busca ampliar el acceso de adolescentes, jóvenes y mujeres a la salud sexual y reproductiva.