Comunicado de prensa

Medio millón de mujeres peruanas en edad fértil no pueden ejercer su derecho a planificar cuántos hijos tener

17 Octubre 2018

Fondo de Población de las Naciones Unidas  presenta informe El Poder de Decidir: Derechos Reproductivos y Transición Demográfica. Documento muestra la importancia de asegurar los derechos reproductivos para impulsar el desarrollo de los países, así como los avances y las barreras para la planificación familiar en el Perú y en el mundo. Para el caso peruano, recomienda a las autoridades asegurar efectivamente las condiciones para que todas las personas puedan ejercer peleanamente su derecho a la planificación familiar.

En el Perú, el derecho a decidir el número, momento y espaciamiento de los embarazos aún es una realidad lejana para un número importante de mujeres en edad reproductiva, especialmente para las más pobres, las más jóvenes y en situación de vulnerabilidad. El informe: El Poder de Decidir: Derechos Reproductivos y Transición Demográfica explica la variación y las trayectorias de la fecundidad en los países y el impacto para la vida de las personas y el desarrollo sostenible.

"Existe más de medio millón de mujeres peruanas en edad fértil que aún no pueden ejercer su derecho a planificar cuántos hijos tener y cuándo tenerlos”, explicó  Markus Behrend, representante del UNFPA Perú, quien detalló que en el país andino la tasa global de fecundidad en peruanas es 2.4 hijos por mujer. Sin embargo, el número se duplica en las zonas rurales y entre las mujeres sin acceso a la educación o con tan solo educación primaria.

“Las nuevas autoridades regionales y locales electas en los comicios del 7 de octubre tienen la oportunidad de impulsar mayores esfuerzos e inversiones para contribuir a que cada mujer acceda a información, servicios e insumos para planificar sus familias y prevenir embarazos tempranos no planeados, prestando especial atención a aquellas en mayor situación de vulnerabilidad como son las adolescentes", dijo Behrend.

El informe explica describe importantes barreras institucionales para tomar decisiones de forma libre y responsable sobre la fecundidad en los países de mayor vulnerabilidad económica, incluyendo América Latina y el Perú. Menciona la necesidad de fortalecer los servicios de salud para que estos cuenten una oferta de planificación familiar apropiada, accesible y de alta calidad, incluyendo consejería y la disponibilidad de la gama completa de métodos anticonceptivos modernos. Resalta también la necesidad de incluir la educación integral en sexualidad de manera apropiada a la edad del estudiante en el currículo nacional .

Detalla que las regiones del mundo donde hay más acceso a la salud reproductiva son los países de Europa, EEUU y Asia.  Por su lado, los países de África son los que presentan mayor tasa de fecundidad. En Níger, por ejemplo, hay un crecimiento demográfico anual de 3.5%. Una de cada dos personas tiene menos de 15 años. Manteniendo este ritmo,  la población de niños menores de 15 años se duplicara cada 18 años.

Behrend, remarcó que si bien alrededor del mundo, existen avances normativos que mejoran el acceso de las personas a decidir cuándo y cuántos hijos desean tener, y a prevenir embarazos no planificados, aún persisten barreras económicas, sociales e institucionales que limitan el derecho de las personas a contar con la información, orientación y métodos anticonceptivos para planificar efectivamente el tamaño de sus familias.

Frente a esta situación, el informe El Poder de Decidir: Derechos Reproductivos y Transición Demográfica del UNFPA recomienda impulsar medidas que aseguren el derecho de las personas a la planificación familiar, lo que repercutirá positivamente en el aspecto social, en el impacto para la vida de las personas y el desarrollo sostenible. Ello en consonancia con los compromisos suscritos por el Estado peruano en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo 1994) y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como en el marco de los acuerdos de gobernabilidad suscritos para las pasadas elecciones nacionales, donde se comprometieron a garantizar la vida y la salud de la población en todas sus etapas. En función de sus tasas fecundidad, el informe recomiendas a los países las siguientes medidas:

  • Definir la combinación oportuna de servicios y recursos en salud reproductiva.
  • Eliminar obstáculos sociales, económicos, institucionales y geográficos para la planificación familiar.
  • Elaborar programas orientados a satisfacer las necesidades insatisfechas de servicios de planificación familiar.
  • Velar para que los servicios de salud reproductiva se consideren parte integral de la atención primeria en salud.
  • Incorporar la igualdad de género en las políticas nacionales y como parte de los sistemas de atención en salud.

Estadísticas claves sobre el caso peruano:

  • Alrededor de la mitad de las mujeres utiliza actualmente algún método anticonceptivo moderno (54.5%), proporción muy por debajo del promedio regional (70%) y que se encuentra estancada desde hace más de 20 años.
  • El uso de anticonceptivos es menor entre las mujeres con menores ingresos económicos y entre las que no completaron la educación primaria.
  • Acceso a la planificación familiar: En las regiones de Puno (28%), Huancavelica (41.8%), Tacna (44.7%) y Loreto (45.4%) se presentan los niveles más bajos de uso de métodos anticonceptivos modernos. 
  • Las de mayor acceso son Tumbes (65.2%), Pasco (60.6%), Madre de Dios (59.9%), Moquegua (59.1%) y Lima Metropolitana (59.3%), en todos los casos muy por debajo del promedio latinoamericano.

Fuente: INEI, ENDES 2017