Usted está aquí

Por tercer año consecutivo, en un esfuerzo conjunto entre Ministerio de Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, se conmemora fecha emblemática para prevenir los factores de riesgo durante el embarazo, mediante una atención prenatal temprana

 

La campaña busca lograr que un mayor número de gestantes acuda a sus controles prenatales. Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES), en el primer semestre del 2021, el 79.1 % de mujeres gestantes recibió su primer control prenatal en el primer trimestre de embarazo. En el área urbana fue el 80.9 % y en el área rural el 73.3 %. 

 

La encuesta también revela que, en el primer semestre del 2021, las gestantes incrementaron de seis a más sus controles prenatales en sus últimas gestaciones. En la sierra fue mayor el aumento (87.0%), mientras que, en la selva y la costa, menor (83.8 % y 84.9 %, respectivamente).

En esta línea, del 16 al 22 de mayo, el UNFPA Perú se suma al Ministerio de Salud en la conmemoración de la Semana de la Maternidad Saludable, Segura y Voluntaria a través de una campaña de comunicación de alcance nacional con el objetivo de brindar información sobre cómo llevar una maternidad sin riesgos mediante una atención prenatal temprana, para reducir las muertes maternas evitables.

 

 

Importancia de la atención prenatal

 

La atención prenatal es primordial para preservar la salud de la madre y del bebé durante el embarazo, y debe iniciarse idealmente lo más temprano posible para que la gestante pueda recibir un paquete de intervenciones que le permita detectar oportunamente signos de alarma y factores de riesgo.

 

La atención prenatal debe ser periódica ya que es el eje para un embarazo sin complicaciones. Esta abarca no solo análisis laboratoriales sino también inspecciones físicas periódicas a cargo de profesionales calificados. La madre también debe recibir orientación - consejería nutricional, consejería en la importancia de la lactancia materna precoz, consejería en espaciamiento óptimo del embarazo, etc.

 

En el caso de la consejería nutricional, una de las tareas importantes es la valoración del riesgo nutricional, es decir, la detección de anemia ya que se encuentra relacionada con partos prematuros, bajo peso al nacer, complicaciones obstétricas como infecciones urinarias, preeclampsia, entre otros.

 

El UNFPA seguirá incidiendo en la importancia de visibilizar los cuidados para gestantes y puérperas con el fin reducir las muertes maternas a cero, como lo señala uno de sus resultados transformadores, para 2030. La alianza con el sector salud es clave para hacer llegar estos mensajes hasta los centros de salud y lugares de atención materna más alejados de nuestro país, porque las muertes de mujeres gestantes pueden ser prevenidas con una atención adecuada y oportuna antes, durante o después del parto. Para ello y por ello, debemos unir esfuerzos, generar las alertas necesarias, brindar acceso a información validada y tomar acción, como se propuso en Nairobi hace más de tres décadas atrás.