Usted está aquí

Campamento Virtual ¡Juventudes YA! 2020

Inauguración del Campamento Virtual ¡Juventudes YA! 2020

El Campamento Virtual ¡Juventudes YA! es una iniciativa realizada desde el año 2018 por la Oficina Regional para América Latina y el Caribe (LACRO) del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) que se replica en más de 18  países del continente. 

 

Este año la propuesta formativa busca fortalecer conocimientos y promover, desde las iniciativas  de incidencia de las organizaciones y colectivos  juveniles, el desarrollo de propuestas orientadas a eliminar las violencias basadas en género, transformando las normas e imaginarios sociales que reproducen la violencia contra las mujeres, las adolescentes y las niñas.

Este campamento cobra especial relevancia en tanto se desarrolla en un contexto muy crítico para el mundo, y para el Perú en particular, debido a la pandemia por COVID-19. Esto ha supuesto tener que reformular y adaptar la propuesta formativa a la modalidad virtual, con todos los desafíos que conlleva.

El compromiso y trabajo de todos los socios: Oxfam, Plan International, INPPARES, PROMSEX, Flora Tristán, Girlgov y Apropo; y aliados como el Jurado Nacional de Elecciones, del equipo humano involucrado, y el apoyo sustantivo de la Oficina Regional de UNFPA para América Latina y el Caribe, fueron clave para que Perú se sume a los campamentos juveniles este año y logre que 30 adolescentes y jóvenes de distintas partes del país sean parte del cambio contra las violencias basadas en género.

Momentos destacados del Campamento Virtual ¡Juventudes YA! 2020

El Campamento Virtual ¡Juventudes YA! 2020 llegó al Perú para potenciar el liderazgo, creatividad desarrollo de las juventudes de distintas partes del país. Este espacio formativo apuesta por su proactividad, energía y capacidad de cambio. Conoce los momentos destacados en nuestros boletines: 

Las juventudes frente a las violencias de género

¿Cuál es el rol de las juventudes frente a las violencias de género?

En el Perú, la pandemia de COVID-19 ha aumentado los niveles de violencia en el contexto del confinamiento y las medidas de inmovilización social al exponer a niñas, adolescentes y mujeres adultas a la violencia de pareja y a la violencia en los hogares.

Los problemas que están enfrentando las familias, las presiones económicas crecientes, la convivencia con el agresor, la percepción de impunidad y las restricciones para acceder a los servicios presenciales contribuyen a agravar esta situación. Según el reporte del MIMP (16 de marzo al 31 de julio 2020), en el marco de la emergencia sanitaria la línea 100 ha recibido 96, 264 llamadas de casos de violencia; mediante el Chat 100 se han recibido 9,397 consultas; y los Servicios de Atención Urgente (SAU) atendieron 13,075 casos de violencia.

El 85% de las agresiones reportadas a través de la línea 100 fueron en contra niñas, adolescentes y mujeres adultas. Se registran 307 casos de violencia sexual, de ellos 204 tienen como víctima a niñas y adolescentes.

Para enfrentar este panorama adverso, en el Perú contamos con 9 millones de adolescentes y jóvenes (12 a 29 años) quienes sin duda tienen y tendrán una enorme influencia en la definición del futuro del país. Las decisiones que tomemos hoy con y por los jóvenes y la inversión que hagamos en ellos pueden hacer una diferencia.

De manera general, los adolescentes y jóvenes de hoy tienen un mayor nivel educativo, están más abiertos al cambio, conocen y usan la tecnología, están más conscientes de sus derechos, pero sobre todo son una gran fuerza con el poder de transformar las normas e imaginarios sociales machistas que intentan justificar la violencia.

¿Qué demandan los adolescentes y jóvenes?

 

¿Qué demandan las juventudes? Seamos agentes de cambio contra las violencias de género y promovamos la construcción de nuevas masculinidades.