Noticias

Jóvenes peruanos alzan voces por sus derechos

26 Septiembre 2019

 

Haz clic aquí para ver las fotografías del evento

 

El pasado jueves 19 de septiembre se llevó a cabo la Jornada Preparatoria del Segundo Campamento Regional de Liderazgo Juvenil ¡Juventudes YA! Rumbo a la CIPD+25. En el encuentro participaron más de 30 jóvenes de todo el país que alzaron sus voces a favor de la igualdad de derechos.

La jornada tuvo como objetivo generar un espacio de actualización, intercambio y propuestas, entre líderes de diversas organizaciones juveniles, de cara a la participación de Perú en el Segundo Campamento de Liderazgo Juvenil ¡Juventudes YA! y en la Reunión Regional Preparatoria de América Latina y el Caribe para la Cumbre de Nairobi: CIPD + 25. Estuvo organizado por UNFPA, en alianza con Plan Internacional e Inppares. 

 

Las palabras de bienvenida las dio el Dr. Markus Behrend, representante de UNFPA en el Perú, felicitando al país por la aprobación de la Política Nacional de Juventud y también resaltando la importancia de los jóvenes en alzar sus voces para la toma de decisiones.

En la mesa de honor lo acompañaron Irma Ramos, Directora Ejecutiva de Inppares; Veronique Henry, Representante de Plan Perú y Henry Jordán, Secretario Nacional de la Juventud. El Secretario hizo una presentación de la Política Nacional de Juventud al 2030.

“De cada 100 jóvenes, solo 56 se encuentran empleados, 38 alcanzaron nivel de educación superior, 38 no cuentan con seguro de salud, 19 están en situación de pobreza, 18 no estudian ni trabajan y 5 presentan algún tipo de discapacidad”, resaltó en su exposición. 

 

La importancia de CIPD + 25

 

María Eugenia Mujica, Representante Auxiliar de UNFPA Perú hizo una ponencia acerca de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de El Cairo y su importancia en la conquista de los derechos sexuales y reproductivos en la Agenda Mundial, Regional y Nacional.

“Lo que se hizo fue reconocer y recalcar que los derechos humanos universalmente reconocidas son aplicables a todas las personas y a todos los aspectos de los programas de población”.

 También resaltó el importante rol de Perú como país y la de los jóvenes en la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD + 25 que se realizará del 12 al 14 de noviembre. 

“Bajo el lema ‘nada sobre nosotros sin nosotros’, su rol como jóvenes en la orientación de los compromisos de Nairobi y en la identificación de las acciones concretas a las que ustedes mismos se puedan comprometer es crucial. Les felicito y expreso mis mejores deseos de éxito en el ejercicio de este rol”.

Jornada preparatoria

 

Siguiendo con las presentaciones, hubo un panel a cargo de la sociedad donde expusieron: María del Carmen Calle, Presidenta de la Sociedad Peruana de Adolescencia y Juventud, Alberto Hidalgo de PROMSEX, Sara Campos de la Organización Juvenil “Vayamos” y Sofía Carrillo, activista por los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Luego, se realizó la dinámica grupal entre todos los jóvenes para expresar sus demandas y propuestas acerca de las temáticas: salud sexual y reproductiva, embarazo adolescente, uniones tempranas y violencia basada en género. 

Enseguida, se presentaron las estrategias corporativas del UNFPA en relación a los derechos y oportunidades de jóvenes y adolescentes, a cargo de Carmen Murguía, especialista en la temática. Esta sección tuvo comentarios de nuestros jóvenes líderes Robintsonh Morales, Margot Chocce y Gisela Inquilla. 

El taller finalizó con la elaboración de la declaratoria de juventudes rumbo a la CIPD+25.

 


 

Declaratoria “por los derechos sexuales y derechos reproductivos”  de las juventudes diversas en el Perú, Rumbo a la CIPD+25

 

Reunidos en la ciudad de Lima el 19 de setiembre de 2019, en el Marco del Consenso de Montevideo y la Agenda 2030, renovamos nuestro compromiso de seguir incidiendo por el pleno cumplimiento de nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos, en el marco de la responsabilidad que tiene el Estado peruano de garantizar nuestros derechos humanos tal como lo señala la Constitución y los diferentes tratados y compromisos internacionales suscritos por el país. 

Reconocemos también la importancia de espacios de dialogo como la Reunión Preparatoria de América Latina y el Caribe para la Cumbre de Nairobi, CIPD+25, en la que participaremos a través de nuestras delegadas y delegado, para presentar nuestras demandas y necesidades en la agenda de juventudes que hemos debatido ampliamente construyendo consenso.

Para nosotros, nosotras, y nosotres, es definitivo que el ejercicio de los derechos sexuales y derechos reproductivos, y las agendas de adolescencias y juventudes que compartimos no pueden ir desligados del abordaje de la pobreza, la inclusión, la necesidad de impulsar políticas y programas con enfoque interseccional (género, derechos humanos, interculturalidad, condición de discapacidad, entre otros) y el respeto del Estado laico. 

 

Considerando nuestros contextos planteamos que el Estado Peruano priorice lo siguiente:

Garantizar la sostenibilidad de programas en materia de salud sexual y reproductiva con servicios diferenciados, amigables, oportunos y de calidad, para que las, los y les adolescentes y jóvenes puedan tomar decisiones informadas e independientes sobre su sexualidad; así como, sobre su vida sexual y reproductiva; mediante el financiamiento permanente de parte de las entidades correspondientes y la inclusión de las adolescencias y juventudes en temas de decisión, ya que somos el público objetivo. 

Garantizar la implementación de la educación sexual integral, tomando en cuenta la diversidad de identidades; tales como: comunidad LGTBIQ+, afrodescendientes, indígenas y amazónicos u otro origen étnico, condición de discapacidad, edad, entre otras; apoyándonos en la innovación tecnológica y digital, y la movilización de jóvenes agentes de cambio; con un presupuesto asignado por el Estado. 

Garantizar el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos, para que las, los y les adolescentes y jóvenes se protejan adecuadamente de embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y VHI; así como garantizar una calidad de vida digna a las adolescencias y juventudes que viven con VIH (abastecimiento de antirretrovirales).

Prevenir todo tipo de violencia basada en género, incluyendo cero maternidades forzadas, matrimonios y uniones tempranas y forzadas, la muerte materna por abortos inseguros, la violencia obstétrica contra las adolescentes, y la violencia contra las adolescentes y jóvenes migrantes, entre otras problemáticas; para construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas que respeten el desarrollo sostenible.

Garantizar una participación juvenil efectiva para construir nuestro futuro y contribuir a la mejora de nuestras sociedades. Esto para aprovechar el potencial de todas las juventudes, como agentes de cambio social y económico, para que puedan hacer una transición segura y feliz a la vida adulta. Y que en nuestra sociedad nos sintamos valorados/as y nuestra voz sea tomada en cuenta para la discusión, formulación e implementación de medidas que nos afecten directa e indirectamente. 

Cerramos la reunión con el compromiso de las, los y les adolescentes y jóvenes aquí presentes, de continuar con el trabajo en nuestras comunidades y nuestros espacios de incidencia, siendo portavoces de las adolescencias y juventudes del Perú. Asimismo, invocamos a que otras, otros y otres, se sumen a la búsqueda de la transformación social inclusiva, para lo cual firmamos la presente declaratoria. 
 

Lima, 19 de setiembre 2019.