Actualización

Estado peruano anuncia la creación de nueva Dirección para la Autonomía Económica de las Mujeres y próxima realización de segunda Encuesta Nacional de Uso del Tiempo

22 Septiembre 2015

LIMA, Perú - La Ministra de la Mujer, Marcela Huaita, anunció la creación de la Dirección de Promoción y Desarrollo de la Autonomía Económica de las Mujeres (DPDAEM) con el objetivo de visibilizar y fortalecer la política de promoción de la autonomía económica de las mujeres. Asimismo, Anibal Sánchez, Jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), informó que el INEI viene trabajando para elaborar la Cuenta Satélite del Trabajo Doméstico no Remunerado y realizar la segunda Encuesta Nacional de Uso del Tiempo, herramientas que permitirá visibilizar el trabajo de hombres y mujeres en el hogar y cuantificar el valor generado por éste.

Ambos anuncios que constituyen importantes avances para el empoderamiento y la autonomía económica de las mujeres peruanas se dieron en el seminario “Agenda Perú: Autonomía Económica de las Mujeres”, organizado por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), el 22 de septiembre en Lima.

El seminario tuvo como objetivo presentar un balance sobre los avances y desafíos en el logro de la autonomía y el empoderamiento de la mujer, condición fundamental para el disfrute pleno de sus derechos. En esta línea, el evento ofreció la oportunidad para visibilizar estas metas como una agenda de todos los sectores de gobierno. Participaron funcionarios de diversos ministerios del Estado, de entidades públicas, de la Academia, de la cooperación internacional y otras organizaciones vinculadas al tema de la autonomía de la mujer.

Durante el seminario, Paola Bustamante, Ministra de Desarrollo e Inclusión Social, destacó la importancia de la participación de todos los sectores y del trabajo con las organizaciones de base. “Es el momento preciso para encontrarnos, reconocer el trabajo de la mujer y su importancia como líder”. Señaló también que el MIDIS está trabajando con las organizaciones de base, como los comedores populares, para fortalecer las capacidades de las mujeres líderes, ofreciéndoles capacitación y educación financiera.

En línea con su antecesora, Marcela Huaita, Ministra de la Mujer, reconoció el aporte de las mujeres al país y reflexionó acerca del avance logrado en el fortalecimiento institucional para la búsqueda de su autonomía económica. Destacó la creación de la Dirección de Igualdad de Género que fortaleció al Estado para coadyuvar a dicho objetivo y anunció la creación de la nueva Dirección para la Autonomía de la Mujer.

“El tener una dirección que promueva el esfuerzo del Estado para la promoción de la autonomía de la mujer es de suma importancia. En el contexto de un tránsito hacia los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), buscamos la autonomía de la mujer, la promoción de sus derechos y la posibilidad de que desarrollen empresa”, indicó. Propuso además una mayor integración de la participación de las mujeres en el Plan Nacional de la Diversificación Productiva y en los foros y encuentros empresariales para que más mujeres sean líderes en las micro, medianas y grandes empresas. Finalmente, hizo un llamado a reforzar el trabajo multisectorial para disminuir la violencia contra la mujer que afecta su capacidad económica, así como a fortalecer su autonomía y su participación política.

En coherencia por lo expuesto por las ministras, Ana María Mendieta, Viceministra de la Mujer, enfatizó que “no existe ciudadanía plena, sino contamos con autonomía económica y no existe democracia cuando las mujeres no gozamos de todos nuestros derechos”

El dato

De acuerdo con estimaciones de la CEPAL, si las mujeres peruanas participaran en la misma proporción que los hombres en el mercado laboral, la pobreza disminuiría en -2%; y si las mujeres ganaran lo mismo que los hombres por iguales niveles de calificación y trabajos de igual valor, la pobreza disminuiría en -8%

Desafíos para la autonomía económica de la mujer

En el evento, especialistas del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) compartieron importantes indicadores que visibilizan los desafíos pendientes para lograr la autonomía económica de la mujer. A continuación se presenta un resumen:

  • Las mujeres tienen menor control y autonomía física que los hombres, por situaciones como la violencia contra la mujer y la trata de personas. Presentan además mayor inseguridad y precariedad en su empleo, mayor presión por tener que balancear el trabajo doméstico con el trabajo fuera del hogar, mayor nivel de indocumentación y analfabetismo, entre otros factores que las vuelven más vulnerables (ONU Mujeres).

  • Las mujeres no participan en igualdad en el mercado laboral y están sujetas a condiciones de segregación ocupacional. Su actividad económica se concentra en sectores de baja productividad como el comercio, servicios y la agricultura (CEPAL).

  • En el Perú, la participación en el mercado laboral es de 56.2% en el caso de los hombres y de 43.8% para las mujeres (INEI 2014).

  • 29.8% de las mujeres peruanas mayores de 15 años no cuenta con ingresos propios, mientras que 15% de los hombres se encuentran en igual situación (CEPAL).

  • 17.2% de las mujeres peruanas se ocupan como trabajadoras domésticas no remuneradas versus 6.5 de los hombres (INEI 2014).

  • En promedio, las mujeres peruanas ganan el 70.3% de lo que ganan los hombres (INEI 2014).

  • 76.1% de las mujeres que trabajan, lo hacen en el sector informal versus 70.3% de los hombres (INEI 2014).

  • Las mujeres peruanas invierten 41.7 horas semanales de su tiempo en el trabajo no remunerado y 23.3 horas en el trabajo remunerado, mientras que los hombres dedican 16.4 horas al trabajo no remunerado y 41.7 horas remunerado (ENAHO 2010 – INEI).

  • Las mujeres peruanas trabajan un promedio de 75.54 horas a la semana entre trabajos remunerados y no remunerados, mientras los hombres, 66.39 horas. Las mujeres tienen alrededor de 7 horas menos que los hombres a la semana para atender sus necesidades personales (ENAHO 2010 – INEI)