Noticias

Los derechos de las personas como pilar de la reconstrucción

12 Julio 2017

“El primer pilar de la reconstrucción es la población. Tenemos que ofrecerles un lugar óptimo para vivir”, aseguró Luis Felipe Gil, Asesor de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios en su intervención en el foro organizado el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)*, con el objetivo de mostrar la importancia de los cambios poblacionales en la reconstrucción nacional.

El impulso al trabajo intersectorial, la priorización de obras de infraestructura de uso público y la transparencia y rendición de cuentas a la población son los aspectos más resaltados del Plan de Reconstrucción con Cambios. Complementariamente, los resultados del Censo de Población, Vivienda e Infraestructura Pública afectada por “El Niño Costero” han revelado la forma diversa en la que la emergencia ha impactado en distintos grupos de población y la importancia de atender sus necesidades y demandas específicas en el proceso de reconstrucción.

En vista a ello, y atendiendo las características de la población y las tendencias demográficas, representantes del Estado, la academia, la sociedad civil y la cooperación internacional coincidieron en destacar la necesidad de integrar las dinámicas de población y los enfoques de género y derechos humanos en la fase de reconstrucción post emergencia.

“La estructura, la dinámica y la ubicación de las personas en el territorio es central para la gestión de riesgo de desastres, como también lo es tomar en cuenta las necesidades diferenciadas por género (…) Sólo integrando a los enfoques de población y género a las políticas públicas podremos construir un país desarrollado e incluyente donde nadie quede atrás”, resaltó Elena Zúñiga, Representante del UNFPA en el Perú.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, planes de acción y compromisos internacionales suscritos por el Perú, abordan la relación entre la población y el desarrollo sostenible, incluyendo la gestión de riesgo de desastres, partiendo de la promoción y respeto por los derechos de las personas y tomando en cuenta los escenarios demográficos.

*El Foro “Importancia de considerar los cambios poblacionales en la reconstrucción nacional por la emergencia del fenómeno El Niño Costero” se realizó el 11 de julio con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Población en la sede del MIMP.