Noticias

Informe SíseVe revela desafíos para lograr escuelas seguras y libres de violencia en la Selva

22 Noviembre 2017
Presentación del Informe de la plataforma SíseVe

El Ministerio de Educación, con la asistencia técnica del UNFPA, presentó el Informe "Escuelas seguras y libres de violencia: análisis de la información de la plataforma "SíseVe*". El informe tiene como objetivo mostrar avances y desafíos del funcionamiento de dicha herramienta virtual para el procesamiento de los casos de violencia basada en género y formular estrategias eficaces para fortalecer la respuesta del sector educación ante la problemática de la VBG que afecta niños, niñas y adolescentes.

El estudio analiza y sistematiza la información consignada en la plataforma Síseve sobre los casos de violencia basada en género contra niños, niñas y adolescentes reportados en Amazonas y Loreto, regiones de la selva del Perú donde se registran altos índices de violencia basada en género y embarazo en niñas adolescentes.  

“La violencia basada en género en el Perú y sus vinculaciones con el embarazo en adolescentes son enormes desafíos a sortear para asegurar escuelas seguras y libres de violencia donde las adolescentes puedan desarrollarse”, resaltó durante su presentación, Melissa Bustamante, Especialista en Género y Derechos Humanos del UNFPA.

El informe confirma que son las mujeres desde muy temprana edad las principales víctimas de la violencia y los varones, los principales agresores. Además, muestra las barreras que tienen las niñas y niños de las comunidades rurales de la Amazonía para acceder a la plataforma SíseVe o a otros servicios de justicia, protección y bienestar.

Los retos del registro de casos de violencia en la escuela

La situación de vulnerabilidad de las niñas y adolescentes en la Selva las expone a la violencia, incluso en el ámbito de la escuela. La violencia sexual es una grave manifestación de este problema que afecta la salud física y mental, y vulnera los derechos fundamentales de esta población.

Una consecuencia de este problema son los altos indicadores de embarazo en adolescentes en estas regiones que duplican el promedio nacional, así como la deserción escolar y la subsecuente afectación al desarrollo del proyecto de vida de niñas y adolescentes de estas comunidades. Ello hace visible las desigualdades y exclusión que persisten en el Perú, realidad que se muestra más grave en las comunidades amazónicas.

6 de cada 10 casos del total de denuncias de violencia sexual registradas por la Policía Nacional (PNP) corresponden a niñas y adolescentes mujeres entre los 7 y 17 años de edad. En 2016, la PNP registró 3,683 denuncias de violación de este grupo poblacional, un promedio de 10 casos al día.

El informe señala diversos factores que dificultan que niños, niñas y adolescentes en las regiones estudiadas puedan denunciar los casos de violencia sexual a través de la plataforma. Entre ellos destacan el poco acceso a electricidad y conectividad en zonas remotas; la escaza oferta de educación secundaria y de educación básica especial que obliga a los y las estudiantes a migrar; y las pocas denuncias realizadas por estudiantes que podría deberse a la falta de conocimientos sobre sus derechos y los servicios de protección.

“El sistema de registro SíseVe, a pesar de las dificultades, es muy positivo, pues permite conocer las condiciones de los contextos familiar y comunitario de lugares muy remoto, lo cual de otra manera no sería posible. Ha permitido además visibilizar e identificar al agresor y brindar cuidado a las víctimas”, mencionó Silvia Ampuero, Directora General de Calidad de la Gestión Escolar del Ministerio de Educación (MINEDU).

La respuesta en la escuela y la comunidad frente a la violencia

La escuela y la comunidad escolar tienen un rol fundamental en la detección oportuna y en el adecuado procesamiento de los casos de violencia basada en género, incluida la violencia sexual, contra niñas y adolescentes. El sistema educativo tiene además un rol crucial para transformar las dimensiones de la cultura que reproducen los estereotipos de género, que afectan la valoración que hacemos del ser hombre y de ser mujer, y que perpetúan la violencia contra niñas niños y adolescentes.

“La violencia en las escuelas no es una práctica aceptada en las comunidades. Es un tema de género, de cómo vemos a los hombres y las mujeres, sus roles y sus relaciones. Estos casos no sólo ocurren en comunidades indígenas. Que un maestro seduzca a una alumna es abuso de poder, es violencia, y las comunidades tampoco la aceptan”, remarcó Elena Burga, Directora General de Educación Intercultural Bilingüe y Rural del MINEDU.

Frente a estos hechos, el informe recomienda mejorar la articulación y coordinación intersectorial, construir mecanismos socio-comunitarios de protección que estén articulados al sistema de justicia y trabajar en la difusión de nuevas masculinidades pacíficas y equitativas, e incorporar políticas de protección a niños, niñas y adolescentes en todas las instancias de gestión educativas y las instituciones educativas, entre otras medidas.

El evento se enmarcó en las actividades del Programa Conjunto sobre “Servicios Esenciales para mujeres y niñas sometidas a violencia” del Sistema de las Naciones Unidas en el Perú, implementado en el Perú por el UNFPA, PNUD y OPS en alianza con el Estado peruano.

Lee el informe completo en aquí

*La plataforma SíseVe es una herramienta desarrollada por el MINEDU para que la comunidad educativa pueda reportar los casos de violencia basada en género y facilitar el acceso de las víctimas a servicios y al sistema de justicia.