Noticias

El UNFPA y Plan Internacional realizan estudio para revelar situación del matrimonio infantil en el Perú

23 Enero 2018
Equipos técnicos del UNFPA Perú y Plan Internacional

Como primera acción en el marco de acuerdo de cooperación.

El UNFPA y Plan Internacional firmaron acuerdo de cooperación para prevenir y reducir el embarazo adolescente, el matrimonio infantil y la violencia basada en género en el Perú. Como primera acción se encuentran desarrollando un estudio sobre matrimonio infantil en el Perú, realidad que es aún poco estudiada y conocida en la región.

A través de dicho convenio, buscarán fortalecer políticas y programas para mejorar el acceso de adolescentes y jóvenes a los servicios de salud sexual y reproductiva, así como mejorar la capacidad nacional para diseñar y poner en práctica leyes, políticas y programas que aborden su salud y sus derechos sexuales y reproductivos.

“Nos une un mandato por velar por los derechos de las niñas y adolescentes, en especial por los derechos sexuales y reproductivos que no son visibles y cuya vulneración significa una pérdida del potencial y de oportunidades”, señaló Elena Zúñiga, Representante del UNFPA Perú.

Al respecto, el director de Plan Internacional - Perú, Ramin Shahzamani, mencionó que “establecer una alianza con UNFPA es fortalecer nuestras acciones como institución por contrarrestar la brecha hoy existente que limita a las niñas y adolescentes en zonas vulnerables del país. El inicio de intercambiar enfoques, estrategias y desarrollar intervenciones conjuntas hará que logremos finalmente el objetivo en beneficio de las niñas y adolescentes del Perú”.

Uniones tempranas que truncan oportunidades

Elegir si, cuándo y con quién casarse es una decisión muy importante en la vida de las personas. Sin embargo, millones de niñas alrededor del mundo se ven impedidas ejercer este derecho al contraer un matrimonio infantil que afecta su desarrollo y planes de vida. Estas prácticas no sólo violan los derechos humanos de las niñas, sino que se dan muchas veces en contextos de abuso y explotación.

A pesar de que la mayoría de los países de América Latina, como en el caso del Perú, prohíben el matrimonio hasta los 18 años, los y las menores de edad se pueden casar con el permiso de sus padres o de un juez.

“El matrimonio infantil es una realidad poco visibilizada, estudiada y abordada en la región. Muchas veces se percibe como algo natural. Sin embargo, suele estar muy vinculado al abuso, al maltrato, la violencia, embarazos tempranos y pérdida de oportunidades”, resaltó Elena Zúñiga.

La prevalencia del matrimonio forzado infantil en las zonas rurales es casi el doble que la de las zonas urbanas. Las niñas de familias pobres, que viven en zonas rurales, pertenecientes a pueblos indígenas y afrodescendientes son particularmente vulnerables a estas prácticas.

En contexto de pobreza, suele ocurrir que si las niñas están embarazadas los padres optan por casarlas o como una alternativa para sacarlas de la pobreza. Pese a la dimensión de este fenómeno que afecta los derechos humanos de las niñas, el Perú no dispone de datos estadísticos ni de evidencia cualitativa suficientes.