Noticias

Debemos ser audaces y expresivos en la promoción de los derechos de todas las personas para tomar decisiones libres

7 Diciembre 2017
Derechos reproductivos y sexuales son Derechos Humanos

Declaración de la Directora Ejecutiva del UNFPA Dra. Natalia Kanem por el Día de los Derechos Humanos, 10 de diciembre de 2017

Hoy, al conmemorar el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, celebramos los fundamentos que la Declaración establece para el derecho a la salud sexual y reproductiva, y el creciente reconocimiento de que estos son derechos humanos fundamentales. Esto lleva estos derechos y libertades a nuevos niveles.

Las recomendaciones sobre salud sexual y reproductiva del Consejo de Derechos Humanos se han duplicado en los últimos años. Las referencias específicas sobre problemas de derechos reproductivos, como la planificación familiar y el embarazo adolescente, casi se han triplicado. Las entidades creadas en virtud de tratados de las Naciones Unidas y los procedimientos especiales también se afirman cada vez más en este ámbito.

Estos acontecimientos proporcionan al UNFPA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, una sólida base normativa, legal y moral para ser audaz y vocal al hablar cuando se violan estos derechos.

Ya estamos haciendo esto en muchos lugares del mundo.

En El Salvador, una evaluación del Defensor del Pueblo respaldada por el UNFPA sobre derechos y salud sexual y reproductiva cambió la forma en que se veía el embarazo adolescente y la violencia de género, desde un desafío de salud pública hasta una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

En Malawi, una investigación pública respaldada por el UNFPA sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos por la institución nacional de derechos humanos proporcionó el espacio para que mujeres y niñas denuncien el maltrato, la discriminación y la violencia que experimentaron al solicitar servicios de salud sexual y reproductiva.

En Azerbaiyán, una evaluación similar respaldada por el UNFPA por parte de la institución nacional de derechos humanos reveló brechas entre las leyes y la práctica, y subrayó las dimensiones de derechos humanos en estas cuestiones. Al hacerlo, colocamos los temas de salud y derechos sexuales y reproductivos directamente en la agenda nacional.

Así que hoy, y todos los días, utilicemos este marco normativo para ser audaces y expresivos en la defensa de los derechos de todas las personas a ser libres de tomar decisiones en todas las esferas de sus vidas, sin temor, discriminación, coerción o violencia.