Actualización

Brindar atención integral a los y las adolescentes es apostar por nuestro futuro

8 Agosto 2017
Centro de Desarrollo Juvenil en Pucallpa

Con esta frase, Nila Heredia Miranda, Secretaria Ejecutiva del Organismo Andino de Salud (ORAS-CONHU) dio inicio a la XIII Reunión del Comité Andino para la Salud Integral de Adolescentes. “Esta reunión permitirá elaborar el cronograma de actividades para la implementación Plan Andino para la prevención y reducción del embarazo en adolescentes  priorizando las actividades para el Plan Operativo 2018” afirmó.

El comité, integrado por 6 países de la región, trabaja para mejorar la prevención del embarazo en adolescentes y ofrecer una atención integral a esta población. La reunión tuvo como objetivo dar continuidad a las acciones emprendidas en el Plan Andino de Prevención del Embarazo Adolescente (PLANEA 2007-2012) mediante la formulación del nuevo PLANEA 2017-2021, aprobado por las ministras y el ministro de salud de los países andinos en mayo de 2017.

La maternidad temprana en América Latina y El Caribe

América Latina y El Caribe presenta la segunda tasa más alta de embarazos en adolescentes del mundo. Alrededor de 1 de cada 5 nacimientos corresponden a mujeres menores de 20 años.

Ante esta situación -que amenaza la salud y el desarrollo de esta población- los países de la región han desarrollado políticas y programas para prevenir el embarazo en adolescentes, vinculados a servicios diferenciados y amigables que se adecuen a sus necesidades, y un mejor reconocimiento de sus derechos sexuales y reproductivos. No obstante, la tasa de embarazos en adolescentes no ha sufrido mayores cambios.

“Esta reunión representa la voluntad política de los estados de los países andinos y los sectores de salud para reducir el embarazo en adolescentes. Tenemos que mantener el esfuerzo para que las adolescentes puedan ejercer sus derechos y tener una vida plena y responsable”, reconoció Virginia Camacho, Asesora Regional en Salud Sexual y Reproductiva del UNFPA.

Embarazo en adolescentes peruanas: una realidad que no cambia

En el Perú, el embarazo en adolescentes no se ha reducido de manera importante en los últimos 20 años. 13 de cada 100 mujeres entre los 15 y los 19 es madre o ha estado embarazada, según datos de la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES 2016). Entre las mujeres pobres, de áreas rurales, indígenas y con menor nivel educativo hasta una de cada cinco adolescentes es madre o está embarazada.

“Si no reducimos el embarazo adolecente tampoco lograremos un desarrollo sostenible e inclusivo, en el que nadie quede atrás, como se han comprometido nuestros países, al suscribir  la Agenda 2030. La buena noticia es que sabemos cómo hacerlo, conocemos las estrategias más efectivas, los agentes de cambio y las necesidades de política”, señaló Elena Zúñiga, Representante del UNFPA en el Perú.

“El embarazo en adolescentes es una de las preocupaciones principales de la Ministra de Salud. Nos encontramos encima de la tasa de fecundidad adolescente a nivel mundial y en los últimos años no se han logrado muchos cambios. Este es un tema multisectorial que debe ser atendido con una educación de calidad que incluya una educación sexual integral, con servicios diferenciados que ofrezcan acceso a métodos anticonceptivos modernos y con oportunidades para las adolescentes”, indicó María del Carmen Calle, Directora General de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud del Perú.

La prevención del embarazo en adolescentes es fundamental para que las adolescentes puedan realizar sus derechos y tener mayores oportunidades para perseguir sus proyectos de vida. En el Perú, cada día se registran 4 nacimientos de madres menores de 15 años, lo cual implica serios riesgos para su salud, su vida y su futuro.

La Oficina Regional del UNFPA para América Latina y El Caribe, y las oficinas del UNFPA en los países andinos ofrecen asistencia técnica a los estados y promueven el diálogo político basado en evidencia para contribuir a prevenir el embarazo en adolescentes y fomentar el desarrollo integral de adolescentes y jóvenes.